El martillo de Thor

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

¿Cómo se llama el martillo de Thor?

El martillo de Thor se llama Mjölnir que significa «rayo» en las antiguas lenguas nórdicas, también se le llamaba a este martillo como «el que aplasta» haciendo referencia a la capacidad de pulverizar del martillo.

La pronunciación de Mjölnir sería algo similar a Meolnir (IPA: /ˈmjœlnɪr/).

¿Quién creo el martillo de Thor?

El martillo de Thor fue creado por los enanos Brok y Sindri.

Características del martillo de Thor

El martillo de Thor es de mango corto. Entre sus características, la que más resalta, es que nunca falla al ser lanzado hacia un blanco, así como también que siempre regresa a las manos de su dueño. El martillo fue considerado por los dioses como una de las armas más poderosas, y uno de los objetos más hermosos fabricados para uno de ellos.

El martillo tiene otras facultades importantes, por el que ha sido el objeto o por excelencia más importante del ser mitológico. Con él ha logrado librar batallas importantes con los gigantes, y también ha servido de amuleto, por lo que en muchas culturas se ha usado como una pieza que muchas personas diseñaban y tallaban para llevar consigo en todo momento, principalmente en los viajes.

Mjolnir estaba acompañado también con un cinturón y aumenta la fuerza del dios, así como también un par de guantes de Hierro.

La leyenda del martillo de Thor

Dentro del grupo de leyendas nórdicas hay una historia corta relacionada con el martillo de Thor. Ya se dice que un grupo de enanos se preparaban para fabricar objetos que ofrendaban a los dioses. Tras varios días fabricando muchos objetos, al final los dioses terminaban bendiciendo el trabajo que realizaban con gran esfuerzo.

Cuenta la leyenda que Brok retó a sus compañeros diciéndole que él y su hermano Sindri fabricarían un objeto espectacular, que estaría hecho de hierro labrado y oro.

Cuando llegó el día para mostrar a los dioses los objetos fabricados por los enanos, estos desfilaron cada uno con sus obsequios. Sin embargo, aunque la mayoría estaban labrados con diamantes, plata, perlas y oro, ninguno tenía las cualidades mágicas que reunían los regalos de Brok y su hermano. Estos fabricaron un anillo, un jabalí y un martillo.

El anillo era mágico. Deslumbraba por su extraordinaria belleza y protección aquel que lo llevará en sus manos. También tenía la facultad de generar actos maravillosos en el entorno.

El jabalí tenía la facultad de ser más brillante que el sol, así como también podía correr por la tierra, por el aire y por el mar.

El martillo fue el tercer objeto que enseñaron a los dioses, ya que era indiscutiblemente el mejor regalo. Los enanos le dijeron a Thor que con ese martillo nunca perdería una batalla, y que siempre regresaría a sus manos.

A partir de ese momento, Thor porta el martillo como un instrumento y herramienta necesaria para sus luchas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.