Dixit: Déjate llevar por la imaginación con este juego de cartas

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

¿Conoces realmente a tus colegas? Podrás saber cómo de cuerdos o chalados están con una partida de Dixit, un juego de mesa muy diferente que apuesta por tu habilidad para adivinar qué imaginario tiene en su cabeza alguno de tus amigos, a través de asociaciones de todo tipo.

Este es un juego muy llamativo en el que pondrás a prueba tu creatividad y tu capacidad de deducción, ¡no puedo esperar a explicarte mucho más sobre él en las siguientes líneas!

¿Qué es Dixit?

Dixit es un juego de cartas cuyo origen se remonta a 2008 y que consiste en adivinar una carta (entre varias) a partir de alguna pista que la persona da en forma de palabra, frase o narración.

Las cartas de Dixit tienen un gran número de elementos que se entremezclan de formas novedosas, lo que le aporta complejidad y versatilidad para que los jugadores se vuelvan creativos y en cada partida se utilicen conceptos distintos.

Las partidas de Dixit son relativamente fáciles y relajadas, y no suelen alargarse mucho más allá de los 30 minutos. Están pensadas para entre 3 y 6 jugadores, aunque con la versión Dixit Odyssey se puede llegar a jugar con hasta 12.

¿Quién creó el juego Dixit?

Jean-Louis Roubira, un diseñador francés que juntó su idea de juego de cartas con la ilustradora Marie Cardouat. Esa mezcla generó este llamativo juego de mesa, que es precioso de ver jugar.

¿Cómo se juega a Dixit?

En realidad, las mecánicas de Dixit son muy sencillas, aunque algo diferentes en el mundo de los juegos de mesa. Paso por paso, y aunque lo verás en práctica en un vídeo, la partida se desarrollará de la siguiente manera:

  • El jugador al que le toque hacer de narrador escoge una carta de su mano (de un total de 6).
  • El narrador, sin mostrar la carta, expresa un concepto, frase o narración relacionada con la ilustración de la carta. Esta será una pista para adivinarla más tarde.
  • El resto de jugadores escogen una carta de su mano que esté relacionada con lo que el primero acaba de expresar.
  • Se recogen todas las cartas escogidas y se mezclan boca abajo.
  • Se presentan todas estas cartas sobre la mesa, boca arriba.
  • Cada jugador escoge en secreto (con una ficha de su color) cuál cree que ha sido la carta que el primer jugador ha escogido para expresar su historia.
  • Todos los jugadores revelan su elección a la vez y según los resultados pasa a puntuarse a los diferentes jugadores. Se premiarán las cartas escogidas y al narrador, siempre y cuando no sea algo demasiado evidente o difícil (es decir, que no la escojan todos). Más adelante tienes una explicación sobre la puntuación, para que puedas usar de chuleta durante el juego.
  • Se suman los puntos sobre un tablero con figuras que representan a cada jugador, de forma similar a como se hace en Carcassonne, gana quien llegue a la meta o el que tenga más puntos cuando se han repartido todas las cartas.
  • Al acabar la ronda se reparte una nueva carta a cada jugador y el jugador de la izquierda pasa a ser el narrador en la siguiente ronda.

¿Cómo se puntúa en Dixit?

Aquí está, tal vez, lo más complicado del juego, la manera de puntuar. Usa este apartado como chuleta durante tu partida:

  • Todos votan la carta del narrador: Todos los jugadores, menos el narrador, se suman 2 puntos. Significa que era demasiado evidente.
  • Nadie vota la carta del narrador: Todos los jugadores, menos el narrador, se suman 2 puntos. Significa que era demasiado difícil.
  • Ni todos ni nadie acierta la carta del narrador: Los jugadores que han acertado y el narrador ganan 3 puntos.
  • Jugadores a los que hayan votado (por error): El propietario de la carta gana 1 punto por cada voto.

¿Qué tipo de juego es Dixit?

He tenido el placer de jugar a Dixit con familiares y amigos, y la verdad es que jugar a Dixit es una experiencia muy diferente y gratificante.

El autor hizo bien en apostar por la fantasía y por lo abstracto en la temática de las ilustraciones, puesto que aquí necesitas poder imaginarte conceptos y mundos de todo tipo. Al tener dibujos que podrían tener muchos significados distintos, te permite jugar (nunca mejor dicho) con lo que puedes acabar presentando en la mesa.

Realmente, está muy bien pensado. Siempre encontrarás alguna carta que encaje mejor que las demás con el concepto o historia que se haya planteado.

Además, la libertad que supone el poder sugerir cualquier concepto o historia aumenta drásticamente las posibilidades creativas del juego, algo que como escritor me parece muy estimulante.

Por contrapartida, a veces habrá palabras que saldrán muy a menudo, como político relacionado con alguna carta que tenga que ver con la mentira, y tópicos similares. 

En realidad, esto es algo bastante inevitable al principio, pero no dejarás de sorprenderte con alguna nueva invención tuya o de algún amigo. Otra cosa que no me ha gustado mucho, al menos al principio, es lo lioso que es el sistema de puntuación (las chuletas van muy bien en este caso, por eso te he añadido la sección anterior sobre puntuación).

Sobre todas las cosas buenas que tiene este juego, y creo que lo hace único, es que te permite conocer mejor a tus colegas. De alguna manera, para ganar tienes que ser capaz de ponerte en el lugar del que tiene el turno para poder adivinar lo mejor posible cuál ha sido la carta con la que ha hecho su relación.

También hay cierta estrategia, ya que tienes que escoger una carta suficientemente parecida como para confundir a tus otros colegas (para que no la adivine todo el mundo) pero que tenga lógica y al menos uno entienda la relación. 

A mí lo que se me da especialmente bien es cuando no soy el narrador, me encanta confundir a los demás con mi carta y enseguida sé cuál es la carta buena, llevándome todos los puntos.

Y lo que ya me parece la cerecita del pastel es en la emoción que siento siempre que llega el momento de destapar los números para ver quién ha escogido qué, y saber cuál era la carta buena. Siempre surgen resultados inesperados.

¿Qué traen las expansiones de Dixit?

Sí, Dixit tiene expansiones PARA ABURRIR, ideales para los que se hayan enamorado del juego.

Cada expansión contiene 84 nuevas cartas para jugar. De hecho, con varias expansiones puedes llegar a acumular hasta 500 cartas

Como ya sabrás, esto implica mucha más diversidad de nuevas ideas con las que crear historias y confundir a tus colegas. Lo bueno de este juego es que todas las cartas son válidas y las puedes mezclar tanto como quieras. Si hay alguna que no te guste, la retiras y ya está.

Estas son las expansiones que más recomiendo añadir al juego. Primero, cómprate cuanto antes versión Odyssey de Dixit. Dixit Odyssey, segunda versión del juego que salió en febrero de 2010. El añadido único que tiene, además de las 84 nuevas cartas, es que te permite ampliar el número de jugadores hasta 12) para ir ampliando con el resto de expansiones de Dixit.

Dixit Odyssey: Juego básico + ampliación

Dixit 2: Expansión Quest

Dixit 3: Expansión Journey​

Dixit 4: Expansión Origins​

Dixit 5: Expansión Daydreams​

Dixit 6: Expansión Memories​

Dixit 7: Expansión Revelations

Dixit 8: Expansión Harmonies​

Dixit 9: Expansión Anniversary

Dixit 10: Expansión Mirrors

Lo mejor de las expansiones es que, por ser un juego puramente visual, no tienes necesidad alguna de obtener la versión en español. No habrá textos que leer, así que no importa si lo reparte el distribuidor español, francés o americano, ¡la cuestión es que llegue a tus manos! Sin duda Dixit es un juego muy interesante, que te puede plantear otra manera de jugar a juegos de mesa. ¡Pruébalo y verás qué divertido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.