Prisioneros de Ghostland ¿El reinvento de Nicolás Cage o un escalón más al fondo?

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Es más que conocido que en los últimos años la carrera profesional de Nicolás Cage ha sufrido una serie de altibajos significativos que han mermado considerablemente sus posibilidades actorales, y lo han encasillado en un rincón, para muchos negativo, ya que las críticas, en su mayoría demoledoras que ha recibido el actor, se multiplican considerablemente ante la salida de nuevas producciones.

En sus inicios Cage fue considerado como uno de los mejores actores, con capacidades histriónicas impresionantes, y una versatilidad muy llamativa. El actor fue ganador del premio Oscar de la academia por una importante película, considerada de culto para muchos: Leaving Las Vegas.

Sin embargo, a través del tiempo el actor se enfiló a realizar una serie de películas de acción y aventuras, donde no tuvo un buen reconocimiento, esto sin mencionar los guiones de ellas, que en muchos casos eran extraños, inconclusos e ilógicos. La ausencia del actor en películas de corte dramático asombró a sus seguidores, quienes soñaron con ver al actor en papeles interesantes que le dieron la fama y relevancia a su nombre.

El actor sorprende en un regreso positivo

Luego de que la crítica volteara hacia una nueva actuación de Cage, en un film donde el actor regresaba a un tema dramático, “Pig”, se perfilaba como una película que mostraría de nuevo las cualidades interpretativas del actor, donde en un drama, que al principio parecía un thriller de acción y venganza, resultó ser una propuesta emotiva inesperada y llena de fundamentos importantes.

Pero al parecer los buenos comentarios de Pig, se esfumaron rápidamente ante la nueva propuesta del actor que junto a Sion Sono, que realizaron una película no solamente excéntrica y extraña, sino difícil de analizar por la crítica. Una película que según muchos no tiene ni pies ni cabeza.

Lo que dice la crítica de esta nueva película de Cage

Prisioneros de Ghostland según la opinión pública no es un drama ni tampoco una comedia, al igual que no cuenta con actuaciones sobresalientes. La actuación de Cage, y de figuras relevantes como Sofía Boutella se pierde ante lo insípido del guion, que en un principio resultaba interesante por la forma como se anunciaba en el tráiler, sin embargo, al ver la película los espectadores fueron testigos de todo lo contrario.

Aunque la película no tiene realmente críticas positivas en su mayoría, los críticos más benevolentes han dicho que se pueden salvar cosas como el diseño de producción, ya que aunque la película se desarrolla solo en 3 escenarios, por lo menos logra la ambientación y la ubicación de los espacios. Otro de los aspectos positivos es la actuación de Tak Sakaguchi, así como un inusual derroche de aspectos coloridos.

La sinopsis dice que un rudo e implacable ladrón de bancos en la ciudad de Samurai Town, es sacado de la prisión por el gobernador para que lo ayude con una misión suicida, ya que necesita rescatar a su nieta que está desaparecida. Los captores le avisan al gobernador que para que vuelva a ver con vida su nieta, el ladrón debe vestir un traje de cuero con explosivos, y que ellos impondrán las reglas, si el ladrón salta alguno de los explosivos se activarán. Su misión deberá completarse en 5 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.