Carcassonne: Juego de mesa medieval y clásico de estrategia pura

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Carcassonne es uno de esos juegos de mesa que son pura estrategia. Si te va esto de superar a tus contrincantes con diferentes tácticas y además te gusta la novedad, te garantizo que te encantará.

Este juego ya tiene su solera. Empezó a distribuirse en el año 2000, hace ya más de 20 años, justo igual que otros clásicos archiconocidos como Ciudadelas. Está inspirado en la ciudad medieval amurallada que le da el nombre: Carcasona, situada al sur de Francia. En España lo distribuye la casa Devir, la misma que nos ha traído auténticas joyas como Catán. Desde mucho tiempo, incluso antes de empezar a escribir en este blog, he tenido el placer de jugar a Carcassonne durante varios años con familia y amigos, y debo decir que es uno de los imprescindibles para aquel que quiera introducirse en el mundillo de los juegos de mesa frikis. Veamos algunas de las dudas más frecuentes con mucha más información.

¿Qué tipo de juego es Carcassonne?

Carcassonne está clasificado como un juego de mesa de tablero, de estrategia. Es muy colorido y emocionante, y está repleto de sorpresas.

Una de las gracias casi únicas que hacen a este juego tan especial (que casi lo podría catalogar como pionero de un nuevo tipo de estrategia) es la de que el tablero lo construyen los jugadores. Te explico cómo:El tablero está compuesto de pequeñas fichas o losetas que siguen una serie de normas muy lógicas (el dibujo de los ríos tiene que seguir, las ciudades tienen que cerrarse, etc.).

Cada turno, un jugador tiene que colocar una de esas losetas (repartidas de forma aleatoria), y si quiere puede reservarse el terreno que acaba de colocar a través de alguno de sus lacayos o seguidores, para acabar sumando puntos cuando la edificación/camino/loquesea esté terminado, o bien se terminen las losetas y acabe la partida.

El juego en sí, por tanto, consiste en la construcción de un terreno que siempre es nuevo. Es muy dinámico, y requiere picardía para adelantarte a los demás jugadores, a la vez que resulta una experiencia que estimula tu creatividad. Para jugarlo, tienes que estar atento a todas las posibilidades que presenta ante ti el paisaje que tienes delante, y saber distribuir a tus seguidores para conseguir la mayor cantidad posible de puntos.

Esto puede parecer simple al principio, y lo es, pero van añadiéndose reglas y variantes que hacen el juego mucho más divertido, y por supuesto influyen en la duración.

¿Cuánto dura una partida de Carcassonne?

Carcassonne es un juego en el que pensarás bastante. Tiene que jugarse con tranquilidad, todo lo contrario de otros juegos diseñados para ser mucho más rápidos como la Fallera Calavera. Por tanto, no esperes que sean partidas rápidas.

El número de jugadores es de entre 2 y 5 en la versión básica, aunque puede llegar a ser de hasta 8 con expansiones. Entre esto y la complejidad de algunas nuevas normas y losetas, seguro que te imaginas que el tiempo puede aumentar muchísimo.No obstante, las partidas del juego base duran alrededor de30-35 minutos, aunque con varias expansiones la cosa puede alargarse mucho, hasta 5 horas.

¿Cuántas fichas tiene Carcassonne?

La versión básica de Carcassonne contiene 72 losetas o piezas de territorio. Esto incluye también la pieza de inicio, así que descontándola cuenta con que tendrás al menos 71 turnos para jugar.

También te interesará saber que hay hasta 5 colores de seguidores (1 por jugador), con 8 seguidores por jugador y un total de 40. Cada uno de estos seguidores cumplirá el rol de ladrón (en caminos), granjero (en el campo) o caballero (en ciudades) según si la ficha del seguidor ocupa un territorio u otro. Esto lo verás mucho más claro en el siguiente punto.

Si te ha parecido sencillo, espera y verás, porque, como te decía, este juego puede complicarse muchísimo más.

Expansiones de Carcassonne

Carcassonne es un juego tan querido que sus autores han decidido ampliar la experiencia todo lo posible con diversidad de nuevas reglas y añadidos. Tanto es así, que es uno de los juegos de mesa más ampliables que conozco. La última vez que lo consulté, vi que este juego tiene más de 20 expansiones, ¡una auténtica locura! Esto me recuerda mucho a la gran escalabilidad que veíamos en Munchkin.

Si con el juego base ya se genera un buen tablero, ¡imagínate con expansiones! ¡solo tienes que ver la gran cantidad y variedad que han salido en los últimos años!

Estas son las más clásicas e indispensables, que luego pueden ampliarse con muchas más opciones:

  • El río
  • Posadas y catedrales
  • Constructores y comerciantes
  • La princesa y el dragón

Si quieres empezar jugando a Carcassonne con algunas expansiones y extras, pero no tienes del todo claro si puedes hacerlo, puedes hacerte con alguna versión de juego base que ya incluya expansiones.Para esto, puedes hacerte con una caja de Carcassonne Plus, o también puedes aprovechar la edición especial de 20 aniversario, que sinceramente estoy muy tentado en comprarme…

Carcassonne 20 aniversario, una edición especial

Al principio del artículo dije que Carcassonne tiene ya más de 20 años. Por eso mismo, Devir ha decidido hacer una edición muy especial de este gran clásico, mejorando sobre todo el apartado visual del juego y sumando algunas expansiones como el río y una nueva mini-expansion que homenajea las 3 primeras expansiones del clásico, añadiendo 20 losetas nuevas y con acabados de lujo que suman mucha calidad visual a la partida.

Si buscas un juego de mesa de estrategia con alta calidad, el Carcassonne es un candidato perfecto. Si lo ves disponible en los links que te compartimos de Amazon, no esperes mucho a hacerte con una copia de este fantástico juego, ¡que las cajas vuelan de las tiendas y enseguida se quedan sin stock!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.